User Tools

Site Tools


santo_domingo_provincia_sdo

santo_domingo_provincia_sdo

Santo_Domingo, Provincia (SDO)

EntidadIDPRSDSD00
Variantes

Instancias

Historia

Comentario HGIS

Descripción en el Diccionario de Alcedo (1786-1789)

  • SANTO DOMINGO ó Española) Isla grande de la mar del N, una de los dos Antilles mayores, tiene 170 leguas de largo, 30 en su mediana anchura, y 360 de circunferencia: la descubrió el Almirante D. Christóval Colon en su primer viage el año de 1492: tenia entonces entre los Indios el nombre de Hayti, y habiendo fundado la Capital con el nombre de Santo Domingo le quedó también á aquella parte de la Isla, y luego á toda ella, en lugar del de Isabela que le habia puesto, en obsequio de la Reyna Doña Isabel la Católica: está situada en medio de las de Cuba, Jamaycay Puerto-rico, separada de esta solo por un canal: se extiende desde 17 gr. 37 min. hasta 20 gr. de lat; y de 67 gr. 35 min. hasta 74 gr. 15 min. de long.: algunos Geógrafos le dan 400 leguas de circunferencia: el clima es muy cálido, pero se tempía mucho con los vientos y abundancia de lluvias que lo hacen tan húmedo que todo se pudre en poco tiempo, y sin embargo de ser contrario á los Europeos se acostumbran á él, y no solo gozan buena salud, sino que muchos llegan á 80 años, y algunos se han visto pasar de 100: esta Isla, que después de la de Cuba es la mayor de todas las que hay en la América, es también la mas fértil y deliciosa, poblada de dilatados bosques de exquisitas maderas, como caobas, futetes, robles, hacanas, guayacanes, candelones, capaes, laureles, cedros, naranjos, espinos, cavimas, sabinos, marias, pinos, ceibas, mameyes, copeyes, higuillos, jobos, almacigos, higueros, évanos, granadinos, catéis, nazarenos, guaconejos y cuernos de buey, y mucha variedad de palmas, y otros que producen hermosas y delicadas frutas, como ananas, bananas, uvas, cidras, limones, toronjas, dátiles, albaricoques y otras infinitas, que son de mejor calidad que en las demás Islas: abunda asimismo de variedad de aves y páxaros de canto, y de hermosas plumas, y en los prados ó sabanas que llaman allí es increíble el número de ganado que se cria, cuyos cueros han sido siempre uno de los renglones principales de su comercio, y solo el año de 1587 conduxeron á España 3 5 0444, y no es menor el de caballos, mulas y asnos: produce infinita azúcar, añil, tabaco, algodón, ajenjibre, café, té, ámbar, y diferentes drogas medicinales, y tintes: riegan y fertilizan esta Isla muchos rios, de que son los principales Ozama, Haina, Nigua, Villegas, N issao, Ocóa y Yane, de modo que apenas se encontrará país tan beneficiado de aguas, que al mismo tiempo produce muchísimo pescado y tortugas: tiene muchas minas de oro, plata, cobre, cristal y talco, que á los principios produxeron grandes riquezas, especialmente las de Cibóo de las primeras, y de una se sacó un grano ó pepita de oro que pesaba tres mil y seiscientos castellanos, y se perdió en la desgraciada flota que naufragó; el año de 1645 se descubrió una mina muy abundante de azogue. Quando se establecieron los Españoles estaba tan poblada de Indios que el Obispo de Chiapa, Fr. Bartolomé de las Casas, dice ( si su cálculo no es exagerado) que tenia mas de tres millones, cuyos trabajadores ayudados de los Negros Esclavos, para el cultivo de las minas y de los frutos que hemos dicho, bastaron en los primeros años á enriquecer no solo á quantas personas se establecieron en ella, sino á otras muchas de Europa, á quienes concedió el Emperador posesiones en ella; pero la extinción de tanto viviente, á que han concurrido diferentes causas, y señaladamente la epidemia de viruelas y sarampión, que asoló las Poblaciones el año de 1 666, y todavía recuerdan llamándola la tragedia de los seises, hizo decaer poco á poco el lucroso comercio que hacia, proporcionándolo la multitud de Puertos cómodos y seguros que hay en las Costas de toda la Isla. Los Franceses, arrojados por los Españoles de la Isla de San Christóval, unidos con muchos Piratas y Aventureros de varias Naciones, á quienes llamaban Flibustiers, se establecieron en esta, y vivieron perseguidos de sus legítimos dueños y conquistadores en continua guerra muchos años, hasta que reconociéndolos el Rey de Francia como vasallos nombró Gobernador, y consiguió el año de 1697 en la paz de.Riswich que el Rey de España Carlos II le hiciese cesión de aquella parte de la Isla en que se habían establecido, que es la mejor y mas fértil de toda ella, y entonces se extendía á 400 millas de largo y 140 de ancho, que la mayor parte es de tierra montuosa, pero fértil y llena de hermosos bosques, y de minas de oro, plata, cobre y hierro, que hoy no se trabajan porque los Franceses se han dedicado mas al cultivo de la tierra, en que cogen mucho trigo, maíz y otras semillas, fertilizándola varios rios, y algunos son navegables: el principal fruto que cultivan es el azúcar, de que sacan anualmente 60.000 cargas de á 500 libras, añil con poca menos abundancia, algodón, cacao, gengibre y café, como en la que poseen los Españoles; y el año de 1726 tenia esta parte de los Franceses 100.000 Negros Esclavos, y 30.000 Colonos blancos, y su mayor comercio era el tabaco, de que cargaban cada año de 60 á 100 embarcaciones. El Rey de Francia concedió la posesión de una parte de este terreno á una Compañía de Comercio que se revocó el año de 1720; y el de España, Fernando VI, el de 1756 la facultad de comerciar en esta Isla á otra Compañía de Catalanes con el título de nuestra Señora de Montserrat, que ha hecho un lucroso tráfico. Con motivo de irse internando cada vez mas los Franceses en el territorio de los Españoles se mandó tirar una linea de demarcación, que sirve de límites, desde el Cabo Francés hasta la Punta de la Beata, estableciendo diferentes Cuerpos de Guardia de Infantería y Caballería para contenerlos y evitar contenciones, cuyo arreglo hizo el Presidente Don Joseph Solano. Omitimos mucho de lo que se podía decir mas de esta Isla por no exceder lo que corresponde al artículo de un Diccionario, remitiéndonos á lo que de ella han escrito el Cronista Antonio de Herrera, Gonzalo Fernandez de Oviedo, el P. Pedro Xavier de Charleroix, los PP. Misioneros Dominicos de Francia, Du Tertre y Labat, y modernamente el Licenciado Don Antonio Sánchez Val verde en la idea del valor de la Isla Española, cuya Capital por lo que corresponde á esta Nación tiene el mismo nombre de Santo Domingo, y por la de Francia el Cabo Francés.

Bibliografía

santo_domingo_provincia_sdo.txt · Last modified: 2017/03/06 17:55 (external edit)